El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
CATARATAS

Cuál es el tratamiento para la catarata?

Hasta el momento no se ha descubierto un medicamento que le devuelva la transparencia al cristalino. Los anteojos tampoco mejoran la visión ya que al estar opaco el cristalino, no permite el paso de la luz y sería como intentar usar anteojos en un sistema óptico en el cual hay una lente opaca en su interior. La única solución hoy en día es remover el cristalino opaco (la catarata) por medio de una técnica quirúrgica muy avanzada llamada FACOEMULSIFICACIÓN. Es la técnica más moderna que existe para extraer la catarata. Permite la extracción del cristalino a través de una incisión de 2.2 mm. La facoemulsificación utiliza una sonda de ultrasonido o laser para fraccionar el cristalino y luego aspirarlo. Finalmente se implanta una lente intraocular plegable de acrílico hidrofóbico que reemplaza el cristalino. En la mayoría de los casos no se requiere sutura ya que la incisión es lo suficientemente pequeña para sellarse por si sola.El riesgo de astigmatismo y de cambios bruscos de presión dentro del ojo es mínimo. El procedimiento es tan seguro que se puede realizar con anestesia tópica (gotas de anestesia en el ojo, similares a las usadas durante su consulta médica). La recuperación de la visión es extremadamente rápida, aunque la  y no requiere suspender las actividades cotidianas del paciente.

Quién es un buen candidato para facoemulsifiación?

La mayoría de personas con catarata se benefician con una cirugía de este tipo. Los mejores resultados se obtienen en personas con cataratas en etapa inicial. Es preferible no esperar a que la catarata "madure" y quite mucha visión ya que un cristalino muy opaco se torna demasiado duro, y por ende, más laborioso de remover  para el facoemulsificador. En general está indicada la cirugía tan pronto como la visión no sea la adecuada para realizar las actividades cotidianas.

Qué tan segura es la facoemulsifiación?

En las manos de un buen cirujano este procedimiento es extremadamente seguro debido a las siguiente ventajas:

  • Anestesia tópica: Puede realizarse utilizando gotas de anestésico sin necesidad de inyecciones y sin los riesgos de una anestesia general.
  • Incisión pequeña (max. 3mm): Se evita de esta manera el uso de suturas (que pueden producir astigmatismo y sensación de cuerpo extraño en el ojo después de la cirugía). No se producen cambios bruscos de presión dentro del ojo, disminuyendo el riesgo de hemorragia expulsiva.
  • Recuperación inmediata: No requiere internación ni vendajes sobre el ojo en la mayoría de los casos. El paciente puede reincorporarse a sus actividades rápidamente.
  • Mantiene intactas las estructuras internas del ojo: Al ser tan pequeña la incisión, el ojo mantiene sus características normales de resistencia.

Al igual que cualquier otra cirugía, la facoemulsificación tiene riesgos. Nunca existe garantía para una cirugía y un cirujano no puede ofrecer garantías del 100%. En mi casuística, actualmente, el índice de complicaciones se encuentra muy por debajo de la media admitida (1 caso es 900). En la mayoría de estos casos existe una solución para el problema. Las complicaciones severas son extremadamente infrecuentes.

Qué debe hacerse durante la cirugía?

Durante el procedimiento usted estará acostado en una camilla en la sala de operaciones. Frente a usted estará el microscopio operatorio, el cual emite una luz potente. Un pequeño aparato, llamado blefaróstato, sostendrá sus parpados para que los mismos no se cierren durante el procedimiento y para que usted no deba preocuparse por parpadear. Durante la cirugía debe mantener su ojo lo mas quieto posible. Esto se logra mirando fijamente hacia la luz del microscopio. Sentirá las manos del cirujano sobre su frente y el sonido del facoemulsificador. Durante todo el procedimiento sentirá que le están mojando el ojo con agua fría. No es mas que la solución utilizada para mantener la superficie ocular humectada. Es importante que alguien lo acompañe a la clínica donde se realiza el procedimiento ya que después de la cirugía la visión será lo suficientemente borrosa para no permitirle conducir su vehículo durante las primeras 24 horas.

Es doloroso el procedimiento? Cuánto se tarda?

La facoemulsifiación se realiza con anestesia tópica (gotas de anestésico) y no requiere inyecciones de anestesia ni anestesia general. El paciente está despierto durante el procedimiento pero con sus ojos anestesiados. Esto quiere decir que no siente nada en sus ojos: No hay molestia ni dolor. El procedimiento tiene una duración aproximada de 7 minutos. Una vez terminado el procedimiento usted podrá ir a su casa sin necesidad de quedar internado.

Qué debe hacerse después de la cirugía?

Es importante no tocarse el ojo los primeros días de la cirugía. Si el mismo lagrimea, limpiarse con una gasa estéril una vez que la lágrima discurrió por la mejilla, lo más lejos del globo ocular. Es normal que se presente una ligera molestia en el ojo el mismo día de la cirugía (similar a tener una pestaña dentro del ojo). En general no se requiere ocluir los ojos, de manera que el paciente sale caminando por sus propios medios de la sala de cirugía aunque la visión será borrosa durante los primeros 2 ó 3 días. Es de gran importancia aplicar las medicaciones que le sean indicadas. Quince días después del procedimiento puede realizarse cualquier actividad como si nunca se hubiera operado. Con la facoemulsifiación no existe el riesgo que existía con otros procedimientos donde el ojo perdía estabilidad y por lo tanto un golpe se convertía en una situación de alto riesgo. La estructura del ojo se mantiene y por lo tanto tiene las mismas características de un ojo que no se ha operado.

 

Puede ser necesario un segundo procedimiento?

En algunos casos con el paso del tiempo la cápsula posterior del cristalino puede opacarse quitando visión. En este caso es necesario perforar la cápsula en su porción central para que no interfiera con los rayos de luz que entran al ojo. Esto se logra mediante una capsulotomía con Yag Laser. Este procedimiento no requiere internación ni incisiones en el ojo y no produce dolor en absoluto, por lo que requiere una anestesia mínima y se realiza en el consultorio de manera ambulatoria.

No existe ninguna cirugía sin riesgos. Debido al avance de la técnica la cirugía de la catarata en aproximadamente un 95 % de los casos se dasarrolla sin problemas. Pero en ciertos casos se producen complicaciones que pueden ser leves. moderadas ó graves. Pueden ocurrir en cirugías perfectamente realizadas por los cirujanos mas expertos.  La consecuencia mas grave es la PÉRDIDA DEFINITIVA DE LA VISIÓN DEL OJO OPERADO CON O SIN LA PÉRDIDA DEL OJO. Esto es sumamente infrecuente pero no es imposible. Todo paciente que se va a operar de catarata debe saber que esta remota posibilidad existe. (estimativamente 1 cada 15.000 operados de catarata ). Para que Ud. compare este riesgo, en el primer semestre de 2001 hubo en nuestro país 1 víctima fatal por accidente de tránsito por cada 20.000 habitantes. (Fuente Ministerio de Justicia). La gran mayoría de las complicaciones pueden ser resueltas ó durante la cirugía ó con nuevas cirugías y/o con medicación. Puede quedar como consecuencia una recuperación parcial de la visión. Nadie puede garantizarle una cirugía exitosa. Para informarlo en forma clara y que Usted pueda tomar una decisión con el conocimiento necesario le brindamos un LISTADO PARCIAL pero con las complicaciones mas graves y/o las mas frecuentes:

A) INFECCIÓN DENTRO DEL OJO (endoftalmitis infecciosa) ocurren 7 casos cada 10.000.
En prácticamente todos los casos el germen que la causa está en los tejidos vecinos al ojo del propio paciente. Es sumamente grave y puede terminar con la pérdida definitiva de la visión e incluso del ojo. Es fundamental el diagnóstico precoz. Usted debe consultar inmediatamente si en el postoperatorio siente dolor, si nota disminución de la visión, si los párpados están inflamados o el ojo muy rojo.
Aún con las mas estrictas medidas de seguridad (asepsia), puede ocurrir una infección ocu lar. Es una complicación imposible de prevenir totalmente.

B) EXTRACCIÓN PARCIAL DE LA CATARATA. (Entre 3 y 10 casos cada 1.000)
Durante la cirugía puede ocurrir que parte de la catarata se desplace a la parte posterior del ojo. De acuerdo a cada caso el cirujano podrá intentar extraer el o los fragmentos ó disponer una segunda cirugía. También el cirujano decidirá si coloca o no la lente artificial.

C) PÉRDIDA DE TRANSPARENCIA DE LA CÓRNEA.
La córnea es el tejido transparente en la parte anterior del ojo. Es el parabrisas del ojo. Pierde transparencia porque se llena de líquido (edema). Ocurre en 4 de cada 1000 cirugías no complicadas. Los casos mas graves obligan a una cirugía de transplante de córnea.

D) DISMINUCIÓN DE VISIÓN POR LÍQUIDO EN EL CENTRO DE LA RETINA. (EDEMA DE MÁCULA)
La retina es la membrana sensible que tapiza el interior del ojo y envía las imágenes al cerebro. El paciente sufre una disminución de visión. Ocurre en menos de 1 caso cada 100. El 90 % recupera la visión con el tiempo, medicación y en ciertos casos con cirugía.

E) DESPRENDIMIENTO DE RETINA.
Los miopes tiene mas riesgo de padecerlo. Ocurre en menos de 1 caso cada 200. Obliga a una o mas cirugías. Es posible, aunque muy poco frecuente, la pérdida definitiva de la visión.

F) DISMINUCÓN DE VISIÓN POR PÉRDIDA DE TRANSPARENCIA DE LA MEMBRANA EN LA QUE SE APOYA LA LENTE ARTIFICIAL.
Esta membrana se llama cápsula posterior. Durante los 5 años posteriores a la cirugía hasta un 25 % de operados necesitan una aplicación de laser para cortar esa membrana cuando se hace opaca. Entre otros, los riesgos del laser son: aumento de la presión ocular, desprendimiento de retina, marcas en la lente artificial, etc.

G) HEMORRAGIA DENTRO DEL OJO. (HEMORRAGIA EXPULSIVA)
Es una complicación sumamente remota. Cuando ocurre en general lleva a la pérdida definitiva de la visión. Sólo en casos excepcionales se puede preveer.

H) AUMENTO DE LA PRESIÓN OCULAR. (GLAUCOMA).
Esta situación puede necesitar medicación (gotas) de por vida y en casos aislados, cirugía. Es sumamente infrecuente, aunque posible, que el paciente pierda la visión del ojo.

I) OTRAS COMPLICACIONES:

NECESIDAD DE REEMPLAZAR LA LENTE ARTIFICIAL POR OTRA DEBIDO A UN RESULTADO ÓPTICO NO SATISFACTORIO.
DESPLAZAMIENTO DE LA LENTE ARTIFICIAL. Puede necesitar cirugía.
VISIÓN DOBLE (DIPLOPIA): Puede necesitar cirugía.
PERFORACIÓN DEL GLOBO OCULAR DURANTE LA INYECCIÓN ANESTÉSICA.
FILTRACIÓN DE LA HERIDA.
(Se colocará un punto de sutura en quirófano).
PUPILA DESPLAZADA Y/O DEFORMADA.
REFLEJOS EN LA PUPILA.
INFLAMACIÓN CRONICA DEL OJO.
(Necesita medicación y, a veces, cirugía con
extracción de la lente artificial)
AUMENTO EN LA SENSIBILIDAD A LA LUZ.
HALOS. IMÁGENES FANTASMA. "MOSCAS VOLANTES".

6) EXISTE OTRA POSIBILIDAD PARA TRATAR LA CATARATA ? (TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS)
No existe ningún tratamiento para la catarata que no sea la cirugía.

7) QUÉ OCURRE SI NO SE OPERA LA CATARATA ?
En la gran mayoría de los casos no se corre ningún riesgo si no se opera. En casos muy aislados se podría producir un aumento de la presión ocular y/o una inflamación interna del ojo.